R. DE LERMA: DESPUÉS DE 4 AÑOS, HALLAN EL CUERPO DE HILARIO PEÑALOZA

Hilario-PeñalozaEl miércoles 29 de mayo del 2013, Hilario Peñaloza, viudo, luego de cobrar sus haberes, algo más de $2.300, partió desde su humilde vivienda, ubicada en la manzana 298B, lote 9 del barrio Juan Calchaqui, en la zona sudeste de la capital salteña, con destino a su localidad natal, El Manzano, jurisdicción de Rosario de Lerma. Pero nunca llegó allí y tampoco regresó a su casa. Peñaloza, de 83 años, desapareció misteriosamente y su paradero era un verdadero enigma.

La semana pasada lugareños de El Manzano buscando escapatoria para sus animales del fuego originado en las altas cumbres, hallaron un cadáver sin su cabeza y sin la parte inferior de sus piernas. Su estado esquelético hace presumir que murió hace mucho tiempo. También le faltaban sus manos. Según pudo saber Valle de Lerma Hoy, la documentación hallada, dentro de un bolso tipo morral que estaba a unos cinco metros del cadáver, confirmó que se trata de Crescencio Hilario Peñaloza. 

Después de 4 años de la desaparición del hombre, un joven lugareño halló el cadáver, en la zona de El Romazal, en una quebrada profunda de la zona de El Manzano.  En aquel entonces los familiares manifestaron su indignación por la falta de interés en los rastrillajes realizados en la zona en mayo del 2.013. Aquella vez dos dependencias informaron que se montó un operativo de búsqueda a cargo de 15 efectivos, que incluye rastrillajes diarios con Caballería y la Policía Canina en la localidad de Corralito. Precisamente en esas quebradas fue localizado el cuerpo la semana pasada. Cuál fue el motivo de su deceso? Por qué no rastrillaron esa zona?Tantas incógnitas que las pericias deberán debelar.

Valle de Lerma Hoy

 

1 Comentario

  • claudia Reply

    4 agosto, 2017 at 8:57 pm

    Mi padre Hilario salió de casa en la ciudad de Salta el jueves 30 de mayo de 2013. El tenía mucho ganas de ir al lugar, visitar familiares y comprar algunas cosas en el lugar.. Lo que no sé es por qué tomó la determinación de salir solo. Es cierto que ” se montó un operativo de búsqueda a cargo de efectivos, que incluye rastrillajes diarios con Caballería y la Policía Canina en la localidad de Corralito” Pero no lo habrían hecho en el lugar donde finalmente fueron encontrado los restos de mi padre.
    Los dos días de mayo y todo mes de junio mis hermanos gastaron los pocos pesos con los que contaban, con ello compraron elementos de montaña: como carpas, guantes, arigos larga vistas, sogas para bajar a los precipicios, jandis para comunicarse de montaña a montaña para mantenerse en contacto y asi no perderse. Nadie les acercó alimentos, ellos mismos, en oportunidades tuvieron que compartir con algunos afectivos Los familiares que cortaron la ruta, para ese entonces pidieron agilizar la búsqueda con personal especializado. la fiscal de turno no agilizaba las directivas y el personal policial estaba paralizado esperando que desde Salta se tomaran el tiempo para coordinar. . Mis hermanos, familiares y amistades en ese momento tuvieron que insistir en la búsqueda pidieron movilidad para trasladarse desde la Ciudad de Salta hasta Corralito para continuar la búsqueda, desde el lugar que lo habían hecho el día anterior.Algunos días acamparon en el camino. Se quedaron sin dinero. Al pedir un helicóptero o tegnología para búsqueda de personas en montaña muy desagradable fue escuchar que me dijeran ” sra. estamos en Salta”.. Así pasaron muchos contratiempos y mi padre finalmente aparece de la peor manera.. Como bien dice aquí el periodista de redacción ; queremos saber el motivo de su deceso, qué le pasó? Hemos visto diferencia en el trato de las personas. será porque unos son ricos y otros son pobres? Somos ciudadanos, pero aún los pobres siguen siendo de segunda. Al tiempo de desaparecer mi padre, pedí el expediente de la causa para seguir movilizándolos, tuvimos que poner una abogada para que nos acompañen. Preciosos informes que no relatan fielmente lo que se hacía o se decía o lo que faltaba para que los operativos realizaran su trabajo sin riesgos y en condiciones. Desde la ciudad judicial nunca pusieron un abogado para la flia., si no hay dinero, pareciera que no somos nada. La atención psicológica a los familiares para salir de esta tristeza inmensa estuvo ausente siempre. Con todo el dolor, tenemos que seguir adelante. Así lo haremos, pidiendo justicia para saber la verdad de qué le ha pasado a nuestro padre Hilario Crecencio Peñaloza. Pidiendo hasta el cansancio que mejoren el camino a los Manzanos, es necesario mejoras en los caminos, tiene que haber carteles con nombres de los parajes, indicaciones de los lugares más o menos peligrosos. Alli vive mucha personas. ! No queremos tener otro desaparecido en el lugar. Que se haga justicia.

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register